Los objetivos de la Inspección de Seguridad Alimentaria

La Inspección de Seguridad Alimentaria debe ser una acción preventiva. El objetivo: Anticiparse a los fallos que puedan ocasionar la aparición de peligros alimentarios y, por lo tanto, debe ser considerado como la mejor herramienta de reducción de riesgos alimentarios.

Existen distintos métodos para llevar a cabo una inspección basados en un criterio fijo en el tiempo.Inspecciones

Por regla general, se suelen usar listas de chequeo que, en muchas ocasiones (según he visto hoy) suelen ser demasiado tediosas de cumplimentar.

En estas listas no se ha fijado bien un criterio según un análisis de riesgo y es que no siempre es necesario inspeccionar lo mismo hasta la saciedad. Lo ideal es alternar requisitos.

Las inspecciones deben basarse en la observación directa de las instalaciones, equipos y procesos productivos para identificar los peligros existentes y evaluar los riesgos que puedan aparecer.

Nos referimos no sólo a las condiciones y características técnicas de estos elementos, sino también a metodologías de trabajo, actitudes y comportamiento humano, aptitud de los trabajadores para el puesto de trabajo que desempeñan y el sistema organizativo.

Es por eso que las inspecciones deben ser detalladas, pausadas y dedicándole su tiempo oportuno, nada de  mirar y salir corriendo.

Otros objetivos

  • Detectar peligros no previstos durante el diseño del sistema de seguridad alimentaria. En el Plan APPCC puede que nos hayamos dejado “atrás” algún peligro sin evaluar o que esté apareciendo por cambios en las condiciones iniciales.
  • Identificar deficiencias de los equipos de trabajo producidas por el uso y desgaste normal. Las inspecciones ayudan a ver si el equipo se está deteriorando y afectando a la seguridad alimentaria.
  • Identificar acciones inapropiadas de los trabajadores que pueden tener consecuencias sobre el producto alimentario. Esta puede ser de las más importantes a considerar. Es fundamental, vigilar el cumplimiento de buenas prácticas.
  • Proponer soluciones a los problemas o deficiencias encontrados, ya que el objeto de la prevención es evitar y controlar los peligros y su riesgo. Siempre se dice «más vale prevenir que curar».
  • Demostrar el compromiso asumido por la dirección de que hay un interés patente en la seguridad alimentaria y seguridad del consumidor. Las actividades de inspección, detección y corrección están enviando un mensaje inequívoco a los integrantes de la empresa.

Resumiendo, no pierda nunca el objetivo principal de las inspecciones: determinar las situaciones inseguras y las condiciones peligrosas que estén presentes las instalaciones alimentarias, corrigiendo el peligro para reducir el riesgo. Y usando una metodología segura, confiable y práctica

¿Necesitas ayuda?

Contacta con nosotros y estaremos encantados de resolverte cualquier duda.


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.