Biofilms : todo lo importante a saber sobre ellos

Seguramente has oído hablar de ellos pero no tienes muy claro de que se trata. Hoy comparto los principales concepto acerca de los Biofilms y porque son tan importantes en la industria alimentaria.

Qué son y cómo se forman

Lo primero y principal es que los biofilms es algo con lo que tenemos que convivir y luchar en la industria alimentaria. Y no hay mejor forma de combatir a un enemigo que conociéndolo.

Los biofilms son esencialmente microorganismos embebidos en una matriz polimérica. Además de los microorganismos propiamente se componen de agua y de una matriz extracelular polimérica que le dan soporte.

Algo muy importante y frente a lo que debemos estar muy atentos es que se pueden formar sobre cualquier superficie. ¿Qué necesitan para formarse? Básicamente tres cosas:

  1. Microorganismos
  2. Una superficie de anclaje y
  3. Ciertas condiciones ambientales.

El proceso de formación es el de una colonización “típica”. Basta con que tengamos unas pocas células para que estas se agrupen sobre una superficie que les de soporte. Luego y, dado el contacto entre células se forma una microcolonia. A lo largo del tiempo esta microcolonia se transforma en un biofilm ya maduro y, en el que encontramos abundantes espacios de agua.

Ahora bien, ¿cómo podemos detectarlos rápidamente? He aquí el desafío. Los biofilms pueden ser realmente de un tamaño muy pequeño y, aún no hay demasiados medios de detección específicos y rápidos. En pocas palabras, corremos una carrera contra el tiempo y los biofilms “suelen ganarnos”.

Algunos métodos de detección de biofilms

Entre los más populares encontramos los siguientes:

  • TBF 300

 

Es un método muy rápido basado en la tinción selectiva de los microorganismos. Los colorantes utilizados solo pueden detectar cierto tipo de microorganismos y, en general no presentan interacción con productos como la leche, aceites vegetales o grasas animales.

 

  • Luminometría.

Mediante luz ultravioleta o luz fluorescente es posible detectar la presencia de biofilms en superficies. Este método puede ser muy útiles en aquellos espacios de difícil acceso por vía mecánica.

  • Detección de restos biológicos.

Mediante un sensor se puede detectar la presencia de restos biológicos. La gran desventaja que aparece en este método es que no podemos distinguir entre células vivas o muertas. En otras palabras no podemos detectar específicamente a un biofilm pero podemos tener un primer panorama orientador.

Una vez que hemos detectado un biofilm aparece la gran interrogante de cómo tratarlos y eliminarlos efectivamente. En ese sentido y, fundamentalmente, las opciones pasan básicamente por la aplicación adecuada de productos específicos. Tengamos presente que las superficies en las que se encuentran pueden ser de difícil acceso. También puede ocurrir que los microorganismos involucrados sean de crecimiento muy rápido o a veces de origen desconocido.

Espero poder haberte ayudado con este panorama general de un tema de gran actualidad.


¿Quieres tener un Sistema de Seguridad Alimentaria cómodo, fácil y actual?
Suscribete al Blog y te mantendrás informado de la mejor herramienta para conseguirlo.


He leído y acepto la política de privacidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »