Control de Producto No Conforme

Un producto no conforme es todo aquel que no cumple con alguna especificación definida e incluida en el Sistema de Gestión que lo controla, como por ejemplo, un producto con una contaminación microbiológica, un alimento con un etiquetado erróneo, etc.

En el caso de detectar productos no conformes debemos aplicar las correcciones y acciones correctivas necesarias.

¿Cómo actuar si detectamos productos no conformes?

A continuación proponemos un patrón de actuación para estos casos (continuando con el ejemplo):

  • Determinar qué cantidad de productos están afectados por la desviación. Debemos tomar y bloquear todos los productos desde el último control favorable. Por eso es importante definir bien el plazo entre un control y otro, de forma que podamos tener una limitación de productos entre ambos controles.

Por ejemplo, haciendo el control al inicio y fin de cada palet, limitamos a un único palet el potencial producto no conforme.

  • A continuación, identificar claramente los productos potencialmente no conformes que hayamos localizado y delimitado, para que no quede duda de que todo ese producto está bloqueado.

Este producto lo almacenaremos de forma segura para evitar su uso y que pueda contaminar otros a su alrededor.

  • Documentar la existencia de las no conformidades especificando en qué unidades de producto, máquinas de producción o lotes se han producido las irregularidades, qué acciones hemos tomado, etc.

Un sistema que permita la digitalización de estos registros facilita la toma de datos y la localización de los mismos. 

  • Evaluar la naturaleza de la no conformidad para determinar qué hacer con los productos no conformes. El producto podrá ser reprocesado, destruido o liberado directamente.

Sea cual sea la decisión tomada, siempre debe quedar documentada y justificada. Teniendo en cuenta que si el producto va a ser liberado o reprocesado, hay que eliminar la causa que generó el potencial producto no conforme. En el ejemplo anterior: el producto se puede volver a envasar con una composición de atmósfera modificada correcta.

  • Notificar a las áreas funcionales involucradas o afectadas por la no conformidad, incluyendo, cuando sea oportuno, al cliente.

Todas las decisiones enumeradas en los puntos anteriores las tomará el responsable de calidad, responsable de producción y/o por el equipo de seguridad al completo. Todo dependerá del tipo de evento encontrado.

¿Qué hacer con el producto no conforme?

Los productos no conformes serán tratados de la siguiente forma:

  • Actuar para eliminar la no conformidad detectada. Autorizando su uso, liberación o aceptación bajo concesión por una autoridad pertinente y, cuando sea aplicable, por el cliente (sobre todo cuando hablamos de “Marca blanca”).
  • Actuar para impedir su uso o aplicación originalmente previsto.

En cualquier caso, debe quedar claramente establecido quién tiene responsabilidad en la organización para tomar la decisión sobre qué hacer con los productos no conformes.

Las normas BRC, IFS y FSSC 22000 requieren mantener documentado todo el procedimiento de gestión de productos no conformes, donde quedarán definidas las actividades anteriormente descritas.

Solicítanos una demo y uno de nuestros técnicos de seguridad alimentaria te mostrará la facilidad con la que QUALITUS puede gestionar, controlar y optimizar tu Sistema de Gestión de Seguridad Alimentaria.



Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.